Actualidad

Adherencia terapéutica. Test para evaluarla.

La Adherencia terapéutica es la herramienta usada para comprobar el grado de cumplimiento del tratamiento prescrito a un paciente. 

En España, según la Sociedad Española de Farmacia Clínica, Familiar y Comunitaria, el porcentaje medio de adherencia ronda el 50%, es decir, sólo el 50% de los pacientes crónicos cumplen con el tratamiento prescrito. 

Esto es un problema sanitario de primer orden que provoca en España 18.000 muertes prematuras anuales. 

La buena adherencia terapéutica es principalmente responsabilidad del paciente, pero parte de ésta lo es también del profesional sanitario ya que para poder propiciarla deben conocer los factores que están relacionados con ella. 

FACTORES RELACIONADOS CON LA ADHERENCIA TERAPÉUTICA

Factores Socioeconómicos: Destaca la importancia del soporte familiar y social del paciente. Aquellos que cuentan con un buen soporte emocional o forman parte de una familia cohesionada tienen una mejor adherencia. Por el contrario, aquellas enfermedades altamente estigmatizadas por la sociedad (VIH, TBC, Pat. Psiquiátricas…) pueden impactar de forma negativa en la adherencia. 

Asimismo, la clase social baja o tener problemas socioeconómicos pueden influir negativamente. 

Factores relacionados con el Sistema Sanitario: En cuanto a la relación profesional-paciente, una comunicación deficiente, la falta de confianza o la insatisfacción por la atención recibida en algún momento pueden influir negativamente en la adherencia. 

La falta de accesibilidad a la atención sanitaria, largos tiempos de espera, horarios limitados son factores que influyen de forma negativa también. 

Factores relacionados con el tratamiento: La administración múltiple diaria, tratamientos con pautas complejas o la necesidad de una cierta forma de administración (ayunas, separada de ciertos fármacos…) empeoran la adherencia. Otro factor importante es la duración del tratamiento, muchos estudios han demostrado que duraciones largas también la empeoran. 

Factores relacionados con la patología: La ausencia de síntomas o la mejoría clínica pueden suponer una barrera. Por el contrario, cuando hay empeoramiento o la enfermedad provoca cierto grado de discapacidad generalmente se produce un efecto positivo en la adherencia. 

Factores relacionados con el paciente: La edad (Cuanto más joven, menor adherencia), estado civil (algunos estudios afirman que el matrimonio o vivir en compañía son factores favorecedores), el perfil anímico (las personas optimistas, satisfechas con su vida, con capacidad de autocontrol y de afrontamiento del diagnóstico tienen mayor adherencia). Las creencias en cuanto a la enfermedad, posibilidad de curación, expectativas poco realistas del beneficio del tratamiento…son también barreras. 

Existen factores involuntarios como el deterioro cognitivo o los problemas de memoria que dificultan la adherencia.

CÓMO MEDIR LA ADHERENCIA TERAPEUTICA 

Métodos directos: Uno de ellos es la determinación plasmática de fármacos cuyo inconveniente es que no está disponible para todos los fármacos y que debido a la farmacocinética puede haber variabilidad interindividual. Otro método directo es la terapia directamente observada en la que existe el inconveniente de que el paciente esconda la medicación hasta que deje de ser observado. 

Métodos indirectos: Actualmente, gracias a la implementación de la receta electrónica tenemos información de los datos de dispensación. Pero en la práctica clínica diaria es de gran utilidad evaluar la información proporcionada por el paciente o cuidador, ya sea a través de entrevista o cuestionarios

Test de Batalla (Conocimiento sobre la enfermedad)Cuestionario ARMS-e (Pacientes pluripatológicos)
The Beliefs about Medicines Questionnaire (BMQ)  (Creencias sobre medicación)The Medication Adherence Report Scale (MARS)  (Creencias y barreras validado en psicosis)
Brief Medication Questionnaire (Cuestionario Breve de la Medicación)  (Comportamiento relativo a la toma de medicación)Drug Attitude Inventory (DAI o Inventario de Actitudes hacia la Medicación)  (Pacientes psiquiatricos)
Test de Haynes-Sackett (Nivel de cumplimiento del tratamiento)Hill-Bone Compliance Scale  (Pacientes hipertensos)
Test de Morisky-Green (Actitud ante la medicación)The Simplified Medication Adherence Questionnaire (SMAQ)  (Pacientes con tratamiento antirretroviral)
Cuestionarios para evaluar la adherencia terapéutica

ESTRATEGIAS PARA MEJORAR LA ADHERENCIA TERAPEUTICA 

Técnicas: Exclusivamente médicas. Depende de la disponibilidad de alternativas de tratamiento. 

  • Pautar dosis menos frecuentes. 
  • Buscar un régimen de tratamiento más simple. 
  • Usar una forma de liberación controlada. 
  • Emplear presentaciones que combinen varios fármacos en el mismo comprimido. 

Educativas y comunicativas: La buena comunicación es uno de los factores que más influyen en la adherencia. Al prescribir una nueva medicación es fundamental que se le explique al paciente cómo tomarla. 

  • Averiguar lo que sabe el paciente: ¿alguna vez ha tomado una medicación parecida? ¿Qué problemas se ha encontrado? 
  • Usar un lenguaje sencillo, con frases cortas y sin tecnicismos. Hablar despacio. 
  • Dar la información precisa y empezando por la más importante, ya que lo que se explica al principio es lo que mejor se recuerda. 
  • Si es necesario, mostrar cómo tomar el tratamiento (por ejemplo, si es un inhalador) y después solicita al paciente que lo haga él. 
  • Pídele que repita las indicaciones. 
  • Animarlo a preguntar y a expresar su opinión, sus dudas y sus reticencias. 
  • Se puede hacer uso de infografías y material escrito. 

En las visitas sucesivas hay que indagar sobre la adherencia, informándole que el objetivo no es decirle que hace mal sino buscar soluciones a los problemas que le puedan surgir. 

Conductuales:

  • Sistemas de recuerdo físicos: Pastilleros, por lo general mensuales, que se preparan en la farmacia, con toda la medicación del paciente clasificada por días. 
  • Sistemas de recuerdo horario: Alarmas o involucrar a los familiares/cuidadores del paciente, en la medida de su disponibilidad. 
  • Sistemas de recuerdo de pauta e instrucciones: Hoja escrita personalizada con todos los medicamentos y el horario de las tomas, la posología, etc.; aplicaciones para móviles; anotaciones en la caja… 

Apoyo social: componentes (verbales o no verbales) proporcionados por la comunidad, la familia o amigos que influyan positivamente en la conducta del paciente. Puede ser una ayuda a domicilio, terapia familiar o grupos de apoyo. 

SEGUIMIENTO

La mejora de la adherencia requiere un proceso continuo y dinámico. Es necesario programar una revisión como mínimo cada 6 meses (dependiendo de las necesidades detectadas). Uno de los momentos adecuados para realizar esta revisión es cuando se produce algún cambio importante en el estado de salud del paciente (alta hospitalaria, aparición de nuevos problemas de salud o descompensación de los actuales…). 

BIBLIOGRAFIA

Cuestionarios – Plataforma Adheridos Servier 

Adherencia terapéutica: factores modificadores y estrategias de mejora (isciii.es) 

https://scielo.isciii.es/pdf/ars/v59n3/2340-9894-ars-59-03-163.pdf

Microsoft Word – DOCUMENTO ADHERENCIA TERAPÉUTICA_COMPLETO3.doc (saludcastillayleon.es)

Fecha de última modificación: 29/08/2022

Sesiones EIR

Infecciones del tracto urinario: ¿qué son y cómo podemos prevenirlas?

¿Qué son las infecciones del tracto urinario?

La Infección del Tracto Urinario (ITU) se puede definir como la respuesta inflamatoria del epitelio urinario a la invasión urinaria, que se asocia con bacteriuria y piuria.

Este proceso engloba diversas entidades clínicas caracterizadas por la colonización e invasión del tracto urinario por microorganismos patógenos. Podemos diferenciar 2 grandes grupos de ITU:

  • La ITU no complicada es la que se produce en una mujer no embarazada con tracto urinario anatómica y funcionalmente normal y sin otras patologías.
  • En la ITU complicada coexisten una o varias de las siguientes circunstancias ( existe riesgo de colonización del parénquima renal):
    • Ser hombre.
    • Tener sondaje vesical de manera permanente.
    • Obstrucción de la vía urinaria.
    • Tener alteraciones funcionales o estructurales de la vía urinaria.
    • ITU nosocumial.
    • ITUs recurrentes en la infancia.
    • Embarazo.
    • Inmunodepresión.
    • Diabetes mellitus.
    • Tener clínica urinaria en los 7 días previos.
    • Enfermedades o daño neurológico con alteración vesical.
    • Fracaso terapéutico.
    • Recaídas.

¿Cómo se producen?

En cuanto a las causa de las Infecciones del Tracto Urinario, se ha podido comprobar que la mayoría de las ITUs están producidas por bacterias. No obstante, ocasionalmente están implicados hongos y virus en la producción de dichas ITUs.

La infección es monomicrobiana en más del 95% de los casos.

Imagen obtenida del artículo «Infecciones Urinarias» de José María Molero García.

También se ha podido comprobar y demostrar, que la presencia de sondaje uretral permanente, vejiga neurógena y alteraciones estructurales como las fístulas vaginales o intestinales, favorecen la existencia de infecciones polimicrobianas. Estas infecciones producidas por múltiples microbios presentan mayores resistencias a antibióticos.

Imagen obtenida de «Infecciones del tracto urinario. Estudio de sensibilidad antimicrobiana en Navarra» de Scielo.

Por último, decir que, a nivel global, hasta en el 15% de los pacientes con síntomas de ITU, puede no llegarse a aislar el patógeno; es decir, puede ser que no se pueda determinar el patógeno que esté ocasionando la infección.

Factores de riesgo

Existen una serie de factores que aumentan la probabilidad de desarrollar una infección del tracto urinario en aquellas personas que los presentan, y son:

  • Diabetes.
  • Edad avanzada.
  • Cálculos renales.
  • Embarazo.
  • Problemas para vaciar completamente la vejiga.
  • Portar una sonda vesical.
  • Incontinencia intestinal.
  • Hipertrofia de próstata, uretra estrecha o cualquier otro factor que bloquee el flujo de orina.
  • Inmovilidad por un período de tiempo largo.
  • Cirugía u otro procedimiento en las vías urinarias.

Diagnóstico de las ITU

Para llevar a cabo el diagnóstico de las infecciones del tracto urinario, se pueden emplear diferentes técnicas y mecanismos, entre los que podemos destacar los siguientes:

  • En la historia clínica del paciente tendremos que tener en cuenta los antecedentes personales, antecedentes familiares, edad y los factores de riesgo.
  • Se tienen que tener valorar los signos y síntomas que presente el paciente y que sea indicativos de ITU, como la presencia de disuria, polaquiuria, tenesmo, urgencia miccional, molestias en hipogastrio.
  • Se puede realizar una tira reactiva de orina para examinar diferentes parámetros.
  • Ante presencia de ITUs complicadas o de repetición se realizará un cultivo de orina.
  • En casos complicados o de difícil diagnóstico se solicitan pruebas de imagen (ecografía, urografía, radiografía simple de abdomen, cistoscopia).

Tratamiento de las ITUs

El objetivo del tratamiento en las ITU es hacer desaparecer la sintomatología y eliminar la bacteria del tracto urinario. Si la elección del antibiótico es la adecuada, la mejoría clínica se suele producir rápidamente y, administrado el tiempo necesario, se consigue erradicar el microorganismo responsable de la sintomatología.

Las principales medidas a indicar desde la consulta de Enfermería de Atención Primaria son:

  • Beber líquidos para facilitar la diuresis. Las mujeres que presentan cistitis frecuentemente deben beber un vaso de agua antes del acto sexual y orinar al finalizar.
  • Al menos la mitad de los líquidos ingeridos deben ser agua, pero también se pueden tomar en forma de infusiones, zumos, etcétera.
  • El zumo de arándanos es un buen bactericida.

No obstante, hay que dejar claro, que el tratamiento irrefutable de la infección del tracto urinario es la antibioterapia.

Prevencion de las ITUs

En el caso de las Infecciones del Tracto Urinario (ITUs), al igual que en muchos procesos de salud, la prevención es más importante que el tratamiento, con el objetivo de evitar la aparición de nuevas infecciones.

Existen múltiples medidas que se pueden llevar a cabo para prevenir la aparición de nuevas infecciones del tracto urinario, sobre todo en aquellos pacientes con historia previa de infecciones del tracto urinario recurrentes. Dichas medidas son:

  • Es aconsejable el uso de ropa interior de algodón.
  • Las mujeres deben evitar el uso de desodorantes vaginales, baños de burbujas y sustancias irritantes.
  • Después de defecar hay que limpiarse de adelante hacia atrás para no contaminar la uretra con restos fecales.
  • Beber abundantes líquidos, sobre todo agua. Evitar el acohol y la cafeína.
  • Mantener una adecuada higiene genital.
  • Orinar antes y después de la actividad sexual.
  • Lavar el área genital antes de mantener relaciones sexuales.
  • Evitar retener la orina de forma prolongada.
  • Evitar los pantalones ajustados.

Algunos datos de interés en relación a las ITUs

Existen una serie de datos que es importante que conozcamos para poder llevar a cabo una correcta prevención, diagnóstico precoz y tratamiento de las infecciones urinarias. Los datos más importantes son:

  • El diagnóstico de cistitis en mujeres se establece en la mayoría de casos correctamente con la anamnesis y la clínica.
  • Solo está indicado realizar un cultivo de orina en embarazadas, hombres, ITU recurrentes, pacientes sondados e ITUs complicadas.
  • La etiología más probable es E. Coli.
  • En la mujer embarazada, se recomienda el cribado de ITU en el primer trimestre con cultivo de orina, tratar las infecciones sintomáticas y las bacteriurias asintomáticas del mismo modo y realizar profilaxis antibiótica hasta el parto en caso de recurrencias.
  • La ITU en hombres se considera casi siempre complicada, requiere estudio urológico, excepto en un primer episodio o casos aislados.
  • Hay que descartar prostatitis crónica bacteriana ante cuadros de infección urinaria recurrente, y prostatitis crónica abacteriana, ante cuadros de meses de evolución con síntomas obstructivos o irritativos similares a los del adenoma de próstata.
  • La asepsia al colocar la sonda es la medida más eficaz para evitar la infección urinaria. Aún así, es habitual la bacteriuria, que no debe tratarse si el paciente está asintomático y no tiene factores de riesgo asociados.
  • Solo se trata la bacteriuria asintomática en mujeres embarazadas, antes y después de cirugía urológica o prostática; o ante manipulación urológica mayor.
  • En lesionados medulares con vejiga neurógena, es frecuente el residuo miccional, la presencia de bacteriuria y orina contaminada. Solo hay que tratarla cuando dé síntomas.

Bibliografía:

Fecha de última modificación: 28/07/2022

Actualidad

Actualización de los cribados poblacionales

Como ya hemos visto en anteriores post del blog, es muy importante realizar una correcta prevención del cáncer a través de los cribados establecidos por SACYL.

Un cribado poblacional es aquel que se realiza de forma sistemática a toda la población destinada a beneficiarse de este, y suelen ser avisados a través de una carta para ponerse en contacto con el centro de Salud. Es diferente del cribado oportunista, que es aquel que es realizado por los profesionales cuando el paciente llega a una consulta por otro motivo o por petición del propio paciente.

En este momento, las recomendaciones de realizar cribados poblacionales se limitan a tres tumores: cáncer de mama, cáncer colorrectal y cáncer de cérvix.

Todos estos cribados están incluidos dentro de las carteras de servicios de todas las comunidades autónomas y, son estas, las responsables de la planificación y realización de estos programas.

Cribado de cáncer de cérvix

En el año 2021, SACYL realizo una actualización de este cribado, pasando a ser poblacional, mandando una carta a los domicilios de las mujeres al cumplir los 25 años.

Se han producido pequeños cambios en la forma de realizar el cribado:

  • Realizar la citología en mujeres entre 25-34 años cada 3 años si es negativo, sin necesidad de repetir la citología al año de la primera iniciar
  • En mujeres entre 34-64 años, se realizará solo el VPH cada 5 años si este es negativo. Si este fuera positivo, se pasaría a realizar una citología.

Así quedaría el nuevo algoritmo que tenemos que seguir:

Imágenes extraídas del programa de prevención y detección precoz del cáncer de cuello de útero de Castilla y León

Recomendaciones antes de realizar esta prueba:

  • Acudirá después de haber finalizado la menstruación
  • No usar cremas vaginales ni óvulos 5 días antes
  • No haber tenido relaciones sexuales 24 horas antes
  • Lavarse la zona genital externamente, sin introducir agua en la vagina.
  • Llevar ropa fácil de poner y de quitar.

Cribado de cáncer de mama

Su objetivo es la detección temprana de los tumores de mama en mujeres con edades comprendidas entre 45-69 años, para disminuir su mortalidad y aumentar la calidad de vida de las mujeres afectadas.

A todas las mujeres comprendidas entre estas edades, les llegará una carta a su domicilio para empezar su incursión en el programa, se pondrán en contacto con su Centro de Salud para darles una cita para realizar una mamografía.

Una vez realizada, y con el resultado se podrán seguir distintas conductas:

Imagen obtenida de la publicación del programa para la detección precoz del cáncer de mama de SACYL

Los resultados se comunicarán a la mujer por carta, indicándole la próxima fecha de realización de mamografía. Así mismo, los resultados también llegan a los médicos de Atención Primaria de cada paciente, para que revisen el resultado.

Cribado de cáncer colorrectal

Esta prueba esta indicada para todas las personas sanas entre 50 y 69 años. Se les convocará a través de una carta para que se dirija a su centro de salud a recoger el kit para la muestra.

Una vez hayamos completado la Guía Asistencial de MEDORA, se le explicará cómo realizar correctamente la recogida de la muestra. No es necesario realizar una dieta especial antes de recoger la prueba y se puede recoger hasta 72 horas antes de entregarla, dejando el recipiente dentro de la nevera y dentro de la bolsa verde protectora.

Si el resultado es negativo se seguirá dentro del programa y habrá que realizar otra vez la prueba dentro de dos años.

Si el resultado es positivo, se realizará una prueba colorrectal más completa llamada colonoscopia, para la cual habrá que hacer una preparación especial.

Cribado de cáncer de próstata

El cribado poblacional del cáncer de próstata sigue siendo uno de los temas más controvertidos para las sociedades científicas, ya que el cribado masivo puede llevar a un sobrediagnostico y sobretratamiento.

Se recomienda un cribado oportunista y siempre debemos de informar al paciente de los perjuicios y beneficios de la determinación sistemática del PSA. Este cribado de realizada de forma individualizada basándonos en las características personales de cada paciente y del IPSS (International Prostate Symptoms Score), es un cuestionario autoadministrado para saber la intensidad de los síntomas urinarios y su calidad de vida.

Extraído del Blog LIVE MED iberia

Bibliografía:

Programa de Detección precoz del cáncer de cuello de útero. SACYL

Guía Clínica SACYL. Detección precoz de cáncer de mama

Ministerio de Sanidad. Cribado poblacional

Ministerio de Sanidad. Programa de cribados cáncer

Asociación Española contra el Cáncer

Actualidad

VISIBILICEMOS EL SUICIDIO

El Suicido es un acto deliberado por el que el sujeto se causa la muerte. Intervienen en ello factores psicológicos, sociales, biológicos, culturales y ambientales.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cerca de 700.000 personas mueren cada año en el mundo por suicidio. En España, – durante el 2020 – fallecieron 3.941 personas por suicidio, una media de casi 11 personas al día. Convirtiéndose, en la principal causa de muerte no natural en nuestro país.

Desde AP queremos reflejar la importancia de hacer visible el suicidio, acabando con el tabú social que nos impide hablar abiertamente sobre este tema, tanto en medios de comunicación como en nuestro día a día.

Conocer y familiarizarse con los factores de riesgo, barreras y factores predisponentes, nos permitirá ayudar a prevenirlo.

BARRERAS

  • La falta de importancia a este problema en la salud publica, no permite que se realice adecuadamente la prevención del suicidio
  • La manera de pensar que tiene nuestra sociedad sobre los trastornos mentales y el suicido, a la vez que el tabú para tratar abiertamente de ello hace que la gente no busque ayuda

PREVENCIÓN

Intervenciones recomendadas para prevenir el suicidio, según la OMS:

  • Restringir el acceso a los medios utilizados para suicidarse
  • Educar a los medios de comunicación para que informen con responsabilidad sobre el suicidio
  • Desarrollar en los adolescentes aptitudes socioemocionales para la vida
  • Detectar a tiempo, evaluar y tratar a las personas que muestren conductas suicidas y hacerles un seguimiento

El suicidio es una cosa de todos

Desde la Unidad Docente hemos elaborado un póster informativo dirigido a la población con el fin de visibilizarlo y dar a conocer la línea de ayuda disponible para todas las personas con pensamientos, ideaciones o riesgo de conducta suicida, el 024.

Autores: Patricia Turrión Martín, Raquel Alonso Castronuño, Ángela Sotelo Hernández, Mario Roncero Rodríguez, Aiden Sánchez Rodríguez y Andrea Domínguez Martín

Bibliografía:

  1. FSME(2020). Observatorio del Suicidio en España 2020. Obtenido de https://www.fsme.es/observatorio-del-suicidio-2020/
  2. OMS. (17 de Junio de 2021). Suicidio. Obtenido de https://www.who.int/es/news room/fact-sheets/detail/suicide
  3. Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital (15 de Diciembre de 2021). El 024, teléfono para la prevención del suicidio. Obtenido de https://portal.mineco.gob.es/es-es/comunicacion/Paginas/201221_024-prevencion-suicidios.aspx

Fecha de última modificación: 03/04/2022

Infografías

Infografía: MEDIDAS ANTROPOMÉTRICAS EN LA CONSULTA DE AP

Según la OMS el sobrepeso y la obesidad se definen como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud.

En España más del 24% de la población presenta obesidad y casi el 50% sobrepeso. Estos porcentajes se extienden al resto de países y continentes, constituyendo dos de las enfermedades con más prevalencia a nivel mundial. Según estos datos, estaríamos hablando de una pandemia, con graves consecuencias para la salud de las personas a corto y largo plazo.

La obesidad es una enfermedad que tiene como consecuencia un incremento de la morbi-mortalidad, pudiendo derivar en enfermedades cardiovasculares (como cardiopatías y accidentes cardiovasculares), diabetes, trastornos osteomusculares y algunos tipos de cáncer (como de endometrio, mama, ovarios, próstata, riñones, colon…). Otra característica que debemos conocer sobre la obesidad es que es una enfermedad prevenible, mediante una dieta saludable y modificando los estilos de vida (en su gran mayoría, el sedentarismo).

En definitiva, existe una pandemia de la que no se está hablando, el sobrepeso y la obesidad. Son enfermedades con consecuencias severas, incluso pueden derivar en la muerte prematura de las personas. Por ello, como enfermeras de atención primaria, nuestro objetivo principal es la prevención de dichas enfermedades y promoción de la salud.

Según la evidencia el mejor método para hacer un diagnóstico precoz, incluso para prevenirlo, es un correcto control del paciente mediante sus medidas antropométricas. Una técnica sencilla, no invasiva y poco costosa, que se puede practicar rutinariamente en la consulta.

Debemos promover dicha práctica, además del peso y talla es fundamental averiguar el índice cintura-cadera para obtener la medida de la grasa abdominal, más asociada a enfermedades cardio-metabólicas, con peores consecuencias para la salud poblacional.

Las enfermedades de sobrepeso y obesidad se diagnostican mediante los siguientes índices:

  • El IMC (Índice de Masa Corporal) o índice de Quetelet, que obtenemos a partir del peso y de la altura medido en consulta.
  • El tipo de obesidad mediante el IC-C (Índice Cintura-Cadera), que se obtiene derivado del perímetro abdominal. La toma de estas medidas se engloba dentro de la antropometría, la cual es una técnica incruenta y poco costosa, portátil y aplicable en todo el mundo para evaluar el tamaño, las proporciones y la composición del cuerpo humano.

Según la Guía Clínica Basada en la Evidencia de Valoración y Tratamiento del Riesgo Cardiovascular elaborada por la Junta de Castilla y León, existen unas recomendaciones dirigidas a la prevención y tratamiento de la obesidad, para las cuales necesitamos haber obtenido de una manera válida y fiable el IMC y el perímetro abdominal. En función de estas medidas encaminamos la actuación hacia la prevención o hacia el tratamiento de la enfermedad.

A continuación, publicamos una infografía de cómo debemos obtener medidas antropométricas correctamente en la consulta. Los índices que podemos calcular a partir de estas y sus valores de corte para poder tomar medidas al respecto.

Autores: Marta del Río Gil, Andrea Domínguez Martín, Ángela Sotelo Hernández, Mario Roncero Rodríguez, Aidén Sánchez Rodríguez, Patricia Turrión Martín

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS:

  1. Who.int [Internet]. España: OMS; 2021 [actualizado 9 de junio de 2021, citado 9 de octubre de 2021]. Disponible en: https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/obesity-and-overweight.
  2. JCYL, SACYL. Guía clínica basada en la evidencia: Valoración y tratamiento del riesgo cardiovascular. CYL; febrero 2008.
  3. Martín-Castellanos A, Cabañas Armesilla MD, Barca Durán FJ, Martín-Castellanos P, Gómez Barrado JJ. Obesidad y riesgo de infarto de miocardio en una muestra de varones europeos. El índice cintura-cadera sesga el riesgo real de la obesidad abdominal. Nut. Hosp. [Internet]. 2017 [citado 10/21]; 34 (1):88-95. Disponible en: http://dx.doi.org/10.20960/nh.982.
  4. OMS. Vigilancia STEPS de la OMS: Guía para las mediciones físicas. Int; 2018 [citado 10/21]; 3 (4):1-15.
  5. Hernández Rodríguez J, Moncada Espinal OM, Arnold Domínguez Y. Utilidad del índice cintura/cadera en la detección del riesgo cardiometabólico en individuos sobrepesos y obesos. Rev Cub de Endocrinología [Internet]. 2018 [cit 10/21]; 29 (2):1-16.
  6. Evident III. Efectividad del uso de TICs en el incremento de la actividad física y pérdida de peso en sujetos obesos y sedentarios: ECA. Red de investigación en Actividades Preventivas y Promoción de la Salud. Gob de España; 2016 [citado 10/21]. Págs 43-44.

Fecha de última modificación: 03/04/2022

Actualidad

PREVECION DE CAIDAS EN EL ADULTO MAYOR

Las caídas son la causa principal de lesiones en las personas mayores, especialmente entre las mujeres. A medida que se envejece, las probabilidades de caerse son mayores.

El 30% de los mayores de 65 años y el 50% de los mayores de 80 años, se caen al menos una vez al año, y de éstos, más de la mitad volverá a caerse en el siguiente año. Un 10% del total de caídas provocan daños graves de los que la mitad son fracturas.

 Pero éstas no son inevitables, se pueden prevenir. 

Las caídas se originan por la interacción de los factores relacionados con la salud del paciente (intrínsecos) y factores del entorno (extrínsecos). 

Estos factores pueden identificarse con una valoración clínica, identificación de los factores de riesgo intrínsecos, comorbilidad, valoración funcional y riesgos ambientales.

Las investigaciones existentes refuerzan la importancia de realizar una adecuada valoración de enfermería a las personas mayores en riesgo de sufrir caídas recurrentes, a través de diferentes instrumentos para detectar las áreas específicas de intervención. 

Las intervenciones multifactoriales, a partir de los problemas detectados, son la estrategia de mayor efectividad en la prevención de caídas. Se componen de programas de ejercicios, consejo sobre uso de dispositivos de apoyo, revisión y modificación de la medicación, tratamiento de la hipotensión postural y de los problemas visuales así como modificación de los riesgos domiciliarios. 

VALORACION DEL RIESGO DE CAIDAS

Tanto la guía NICE sobre prevención de caídas como las sociedades británica y americana de Geriatría recomiendan un cribado anual de las personas mayores de 65 años sobre antecedentes de caídas. 

Para valorar el riesgo de caídas no hay consenso en cuanto a la utilización de un instrumento de valoración o escala, existen varios instrumentos que evalúan la marcha y el equilibrio, por consiguiente, el riesgo de caídas: 

  1. Test levántate y anda cronometrado (Time Up and Go Test – TUG). 
  • Se mide el tiempo que tarda en levantar de una silla con reposabrazos, caminar 3 metros, regresar a la silla y sentarse. Se hace primero un intento a modo de prueba y luego se repite otras dos veces, siendo cronometrado y se anota el mejor tiempo. 
  • El tiempo de administración es de 2 minutos. 
  • Se considera correcto si se realiza en 10 segundos o menos, cuando es 20 segundos o más se detecta fragilidad y se considera elevado riesgo de caídas. 
  1. Escala J. Downtown. 
  1. Short Physical Performance Battery (SPPB)

Consiste en la realización de 3 pruebas: 

  • Equilibrio: en 3 posiciones (pies juntos, semi-tandem y tándem) 
  • Velocidad de la marcha: sobre 2 o 4 metros. 
  • Levantarse y sentarse en una silla 5 veces. 

Es muy importante respetar la secuencia de las pruebas para no fatigar al paciente. El tiempo medio de administración es de 6-10 minutos. La puntuación resulta de la suma de las 3 pruebas y oscila entre 0 (peor) y 12. Una puntuación por debajo de 10 indica riesgo de caídas. 

Aunque existen estas pruebas para valorar marcha y equilibrio, el Ministerio de Sanidad recomienda las siguientes preguntas de cribado: 

  • ¿Ha sufrido alguna caída en el último año que haya precisado atención sanitaria? 
  • ¿Ha sufrido dos o más caídas al año? 
  • ¿Presenta algún trastorno de la marcha considerado significativo? (Si la prueba de ejecución está alterada consideraremos positiva esta pregunta). 

Tras la valoración se clasificará a la persona como: 

Persona con bajo riesgo de caídas –> las tres respuestas negativas. 

A estas personas se les ofrecerá consejo sobre actividad física habitual y alimentación saludable englobadas en el consejo integral sobre estilos de vida saludable y se realizará una nueva evaluación del riesgo de caídas al año. 

Persona con alto riesgo de caídas –> 1 respuesta afirmativa a cualquiera de las 3 preguntas. 

En todo paciente anciano con antecedente de caída sin lesiones se recomienda realizar el test Get Up and Go. 

A estas personas se les realizará una intervención preventiva centrada en tres componentes:  

– Programa de actividad física: resistencia aeróbica, flexibilidad, equilibrio y fuerza muscular  

 – Revisión de medicación: centrada en la revisión de los fármacos que afectan negativamente a las personas con riesgo de caídas siguiendo los criterios STOPP/START. 

 – Revisión de riesgos del hogar: valoración del domicilio de forma oportunista aprovechando visita al domicilio por personal del centro (enfermera, trabajador social…), ya que más de la mitad de las caídas se producen en el domicilio. 

Se realizará una evaluación semestral (al menos) de la intervención realizada. 

CÓMO PREVENIRLAS

ACTIVIDAD FISICA: 

Imagen obtenida de Freepik

Se ha demostrado que realizar ejercicios de flexibilidad, fuerza-resistencia, equilibrio, y de coordinación, mejora la movilidad, la percepción de la salud y previene las caídas en las personas mayores.  

Además de salir a caminar todos los días o a días alternos, es conveniente realizar los siguientes ejercicios dos o tres días a la semana: 

1. Calentamiento (ejercicios dinámicos): se realizarán de pie (10 veces cada uno). Sirven también para mejorar la flexibilidad. 

  • Círculos con los tobillos: primero hacia la derecha y luego hacia la izquierda.  
  • Doblar y estirar las rodillas: con los pies paralelos a la altura de las caderas. 
  • Círculos con las caderas: hacia un lado y después hacia el lado contrario.  
  • Círculos con los hombros: hacia delante y hacia atrás.  
  • Ejercicios del cuello: se pueden hacer de pie o sentados. – Decir sí con la cabeza – Decir no con la cabeza – Llevar la oreja derecha hacia el hombro derecho y la oreja izquierda hacia el hombro izquierdo. 
  • Finalmente estiramos los brazos hacia el cielo como si quisiéramos crecer. 

2. Ejercicios de equilibrio: se realizarán de pie (10 veces cada uno). Necesitaremos un balón y un escalón. 

  • Inclinar el tronco hacia la derecha y hacia la izquierda alternativamente.  
  • Inclinar el tronco hacia delante y hacia atrás.  
  • De pie o sentado pasar un balón con las manos.  
  • De pie dar un paso hacia delante, volver a retrasar el pie adelantado hasta volver a tener los dos pies uno junto al otro. Después hacer lo mismo con el otro pie, alternando uno y otro.  
  • Dar un paso hacia un lado, volver a juntar el pie y dar un paso con el otro pie hacia el otro lado, y después volver a juntar el pie y así alternativamente.  
  • Subir el pie a un escalón y bajar el pie del escalón, y así alternativamente con un pie y otro. 

3. Ejercicios de fuerza-resistencia: se realizarán de pie (10 veces cada uno). Necesitaremos una silla y una pared. 

  • De pie con las manos apoyadas sobre el respaldo de una silla ponerse de puntillas. 
  • De pie con las manos apoyadas sobre el respaldo de una silla ponerse de talones.  
  • Con los brazos en jarra (o manos por detrás de la cabeza), llevar los codos hacia atrás.  
  • De pie con la espalda apoyada en la pared doblar y estirar las rodillas (hacer sentadillas) suavemente.  
  • De pie con las palmas de las manos apoyadas en la pared y los codos estirados, doblar los codos, acercando la cabeza a la pared, posteriormente estiramos los codos alejando la cabeza de la pared. 

4. Estiramientos estáticos para terminar: Se realizarán durante 15-30 segundos en la misma postura, sin hacer rebotes. Necesitaremos una silla y una pared. 

  • Estiramiento de la pantorrilla: De pie con las manos apoyadas en la pared con una pierna adelantada y otra retrasada. Doblamos la rodilla de la pierna adelantada y mantenemos la rodilla de la pierna retrasada semiestirada. La planta de ambos pies está completamente apoyada en el suelo.  
  • Estiramiento de la parte de delante del muslo: De pie con las manos apoyadas en la pared con una pierna adelantada y otra retrasada. Doblamos la rodilla de la pierna adelantada y doblamos ligeramente la rodilla de la pierna retrasada, llevando el peso de nuestro cuerpo hacia la pierna adelantada. La sensación de estiramiento se siente en la parte de delante del muslo. La planta de ambos pies permanece apoyada por completo en el suelo.  
  • Estiramiento de toda la espalda: desde la postura de pie con los pies a la anchura de las caderas, con las rodillas ligeramente dobladas doblamos el tronco hacia delante, apoyando las manos sobre el respaldo de una silla firme. La sensación de estiramiento se siente en la espalda y en la parte de atrás de las piernas.  
  • Estiramiento de la parte de atrás del muslo: sentados con uno de los pies más adelantado (la rodilla de esa pierna más estirada), doblamos el tobillo llevando los dedos del pie adelantado hacia nosotros, sin despegar el talón del suelo. Estiramos primero la espalda hacia arriba (no hacia atrás) y después doblamos el tronco hacia delante hacia la pierna adelantada, hasta donde lleguemos, nos ayudamos apoyándonos con los brazos sobre dicha pierna. La sensación de estiramiento se siente en la parte de atrás del muslo. 

REVISION DE LA MEDICACION:

La polimedicación y los cambios recientes de dosis aumentan el riesgo de caídas. 

Cualquier medicamento que pueda provocar hipotensión, sedación, somnolencia, mareo, hipoglucemias, problemas en la visión, alteraciones del movimiento, cambios cognitivos, etc. puede contribuir al riesgo de caídas. 

 La revisión de la medicación es un componente clave de las intervenciones multifactoriales de prevención de caídas. 

REVISION DE LOS RIESGOS EN EL HOGAR: 

Imagen obtenida de Freepik
  • Tener siempre una buena iluminación (si hay escaleras tener interruptor en la parte inferior y superior de las mismas); enciende las luces cuando te levantes por la noche. 
  • Evitar tener alfombras; pero en caso de usarlas, asegurarse de que quedan bien sujetas al suelo y que no tienen arrugas o pliegues que faciliten los tropiezos. 
  • Quitar las cosas con las que puedes tropezar (paquetes, cables de aparatos eléctricos, del teléfono, etc.) de las zonas de paso. 
  • Usar un calzado que sujete bien el pie, con suelas no resbaladizas. No tacones o zapatos tipo zueco o chancleta. 
  • Procurar que los utensilios que utilizas habitualmente estén al alcance de la mano (sobre todo en la cocina). Para acceder a lugares altos utiliza escaleras estables (no taburetes). 
  • No usar abrillantadores o ceras para limpiar el suelo. 
  • En el cuarto de baño: 
  • Sustituir la bañera por un plato de ducha (si es posible) y colocar barras de apoyo, fijadas a la pared, en bañera o ducha, lavabo e inodoro. 
  • Coloca una alfombrilla antideslizante dentro y fuera de la bañera o plato de ducha. 
  • Mantener el suelo seco después de la ducha 
  • En el dormitorio: 
  • Levántese con cuidado después de estar sentado o tumbado. Siéntese en el borde de la cama o de la silla hasta que éste seguro de que no se marea. 

BIBLIOGRAFÍA: 

Fecha de última modificación: 07/12/2021