Actividades Unidad Docente, Actualidad

Bienvenidos al Blog EIR de la Unidad Docente de Salamanca

Os presentamos el Blog de EIR de la Unidad Docente de Salamanca creado por Residentes de Enfermería Familiar y Comunitaria.

El objetivo de este blog es visibilizar la Enfermería de Atención Primaria, así como las actividades y funciones de los Residentes de Enfermería Familiar y Comunitaria.

Compartiremos las actividades que realizamos en la Unidad Docente, las rotaciones de los EIR, talleres y sesiones, y mucha más información. También publicaremos infografías y vídeos basados en la evidencia científica para difundir y visibilizar el conocimiento enfermero.

¡Os animamos a seguirnos a través del blog, canal de Youtube o redes sociales!

blog eir (4)

Sesiones EIR

Infecciones del tracto urinario: ¿qué son y cómo podemos prevenirlas?

¿Qué son las infecciones del tracto urinario?

La Infección del Tracto Urinario (ITU) se puede definir como la respuesta inflamatoria del epitelio urinario a la invasión urinaria, que se asocia con bacteriuria y piuria.

Este proceso engloba diversas entidades clínicas caracterizadas por la colonización e invasión del tracto urinario por microorganismos patógenos. Podemos diferenciar 2 grandes grupos de ITU:

  • La ITU no complicada es la que se produce en una mujer no embarazada con tracto urinario anatómica y funcionalmente normal y sin otras patologías.
  • En la ITU complicada coexisten una o varias de las siguientes circunstancias ( existe riesgo de colonización del parénquima renal):
    • Ser hombre.
    • Tener sondaje vesical de manera permanente.
    • Obstrucción de la vía urinaria.
    • Tener alteraciones funcionales o estructurales de la vía urinaria.
    • ITU nosocumial.
    • ITUs recurrentes en la infancia.
    • Embarazo.
    • Inmunodepresión.
    • Diabetes mellitus.
    • Tener clínica urinaria en los 7 días previos.
    • Enfermedades o daño neurológico con alteración vesical.
    • Fracaso terapéutico.
    • Recaídas.

¿Cómo se producen?

En cuanto a las causa de las Infecciones del Tracto Urinario, se ha podido comprobar que la mayoría de las ITUs están producidas por bacterias. No obstante, ocasionalmente están implicados hongos y virus en la producción de dichas ITUs.

La infección es monomicrobiana en más del 95% de los casos.

Imagen obtenida del artículo «Infecciones Urinarias» de José María Molero García.

También se ha podido comprobar y demostrar, que la presencia de sondaje uretral permanente, vejiga neurógena y alteraciones estructurales como las fístulas vaginales o intestinales, favorecen la existencia de infecciones polimicrobianas. Estas infecciones producidas por múltiples microbios presentan mayores resistencias a antibióticos.

Imagen obtenida de «Infecciones del tracto urinario. Estudio de sensibilidad antimicrobiana en Navarra» de Scielo.

Por último, decir que, a nivel global, hasta en el 15% de los pacientes con síntomas de ITU, puede no llegarse a aislar el patógeno; es decir, puede ser que no se pueda determinar el patógeno que esté ocasionando la infección.

Factores de riesgo

Existen una serie de factores que aumentan la probabilidad de desarrollar una infección del tracto urinario en aquellas personas que los presentan, y son:

  • Diabetes.
  • Edad avanzada.
  • Cálculos renales.
  • Embarazo.
  • Problemas para vaciar completamente la vejiga.
  • Portar una sonda vesical.
  • Incontinencia intestinal.
  • Hipertrofia de próstata, uretra estrecha o cualquier otro factor que bloquee el flujo de orina.
  • Inmovilidad por un período de tiempo largo.
  • Cirugía u otro procedimiento en las vías urinarias.

Diagnóstico de las ITU

Para llevar a cabo el diagnóstico de las infecciones del tracto urinario, se pueden emplear diferentes técnicas y mecanismos, entre los que podemos destacar los siguientes:

  • En la historia clínica del paciente tendremos que tener en cuenta los antecedentes personales, antecedentes familiares, edad y los factores de riesgo.
  • Se tienen que tener valorar los signos y síntomas que presente el paciente y que sea indicativos de ITU, como la presencia de disuria, polaquiuria, tenesmo, urgencia miccional, molestias en hipogastrio.
  • Se puede realizar una tira reactiva de orina para examinar diferentes parámetros.
  • Ante presencia de ITUs complicadas o de repetición se realizará un cultivo de orina.
  • En casos complicados o de difícil diagnóstico se solicitan pruebas de imagen (ecografía, urografía, radiografía simple de abdomen, cistoscopia).

Tratamiento de las ITUs

El objetivo del tratamiento en las ITU es hacer desaparecer la sintomatología y eliminar la bacteria del tracto urinario. Si la elección del antibiótico es la adecuada, la mejoría clínica se suele producir rápidamente y, administrado el tiempo necesario, se consigue erradicar el microorganismo responsable de la sintomatología.

Las principales medidas a indicar desde la consulta de Enfermería de Atención Primaria son:

  • Beber líquidos para facilitar la diuresis. Las mujeres que presentan cistitis frecuentemente deben beber un vaso de agua antes del acto sexual y orinar al finalizar.
  • Al menos la mitad de los líquidos ingeridos deben ser agua, pero también se pueden tomar en forma de infusiones, zumos, etcétera.
  • El zumo de arándanos es un buen bactericida.

No obstante, hay que dejar claro, que el tratamiento irrefutable de la infección del tracto urinario es la antibioterapia.

Prevencion de las ITUs

En el caso de las Infecciones del Tracto Urinario (ITUs), al igual que en muchos procesos de salud, la prevención es más importante que el tratamiento, con el objetivo de evitar la aparición de nuevas infecciones.

Existen múltiples medidas que se pueden llevar a cabo para prevenir la aparición de nuevas infecciones del tracto urinario, sobre todo en aquellos pacientes con historia previa de infecciones del tracto urinario recurrentes. Dichas medidas son:

  • Es aconsejable el uso de ropa interior de algodón.
  • Las mujeres deben evitar el uso de desodorantes vaginales, baños de burbujas y sustancias irritantes.
  • Después de defecar hay que limpiarse de adelante hacia atrás para no contaminar la uretra con restos fecales.
  • Beber abundantes líquidos, sobre todo agua. Evitar el acohol y la cafeína.
  • Mantener una adecuada higiene genital.
  • Orinar antes y después de la actividad sexual.
  • Lavar el área genital antes de mantener relaciones sexuales.
  • Evitar retener la orina de forma prolongada.
  • Evitar los pantalones ajustados.

Algunos datos de interés en relación a las ITUs

Existen una serie de datos que es importante que conozcamos para poder llevar a cabo una correcta prevención, diagnóstico precoz y tratamiento de las infecciones urinarias. Los datos más importantes son:

  • El diagnóstico de cistitis en mujeres se establece en la mayoría de casos correctamente con la anamnesis y la clínica.
  • Solo está indicado realizar un cultivo de orina en embarazadas, hombres, ITU recurrentes, pacientes sondados e ITUs complicadas.
  • La etiología más probable es E. Coli.
  • En la mujer embarazada, se recomienda el cribado de ITU en el primer trimestre con cultivo de orina, tratar las infecciones sintomáticas y las bacteriurias asintomáticas del mismo modo y realizar profilaxis antibiótica hasta el parto en caso de recurrencias.
  • La ITU en hombres se considera casi siempre complicada, requiere estudio urológico, excepto en un primer episodio o casos aislados.
  • Hay que descartar prostatitis crónica bacteriana ante cuadros de infección urinaria recurrente, y prostatitis crónica abacteriana, ante cuadros de meses de evolución con síntomas obstructivos o irritativos similares a los del adenoma de próstata.
  • La asepsia al colocar la sonda es la medida más eficaz para evitar la infección urinaria. Aún así, es habitual la bacteriuria, que no debe tratarse si el paciente está asintomático y no tiene factores de riesgo asociados.
  • Solo se trata la bacteriuria asintomática en mujeres embarazadas, antes y después de cirugía urológica o prostática; o ante manipulación urológica mayor.
  • En lesionados medulares con vejiga neurógena, es frecuente el residuo miccional, la presencia de bacteriuria y orina contaminada. Solo hay que tratarla cuando dé síntomas.

Bibliografía:

Fecha de última modificación: 28/07/2022

Actualidad

Actualización de los cribados poblacionales

Como ya hemos visto en anteriores post del blog, es muy importante realizar una correcta prevención del cáncer a través de los cribados establecidos por SACYL.

Un cribado poblacional es aquel que se realiza de forma sistemática a toda la población destinada a beneficiarse de este, y suelen ser avisados a través de una carta para ponerse en contacto con el centro de Salud. Es diferente del cribado oportunista, que es aquel que es realizado por los profesionales cuando el paciente llega a una consulta por otro motivo o por petición del propio paciente.

En este momento, las recomendaciones de realizar cribados poblacionales se limitan a tres tumores: cáncer de mama, cáncer colorrectal y cáncer de cérvix.

Todos estos cribados están incluidos dentro de las carteras de servicios de todas las comunidades autónomas y, son estas, las responsables de la planificación y realización de estos programas.

Cribado de cáncer de cérvix

En el año 2021, SACYL realizo una actualización de este cribado, pasando a ser poblacional, mandando una carta a los domicilios de las mujeres al cumplir los 25 años.

Se han producido pequeños cambios en la forma de realizar el cribado:

  • Realizar la citología en mujeres entre 25-34 años cada 3 años si es negativo, sin necesidad de repetir la citología al año de la primera iniciar
  • En mujeres entre 34-64 años, se realizará solo el VPH cada 5 años si este es negativo. Si este fuera positivo, se pasaría a realizar una citología.

Así quedaría el nuevo algoritmo que tenemos que seguir:

Imágenes extraídas del programa de prevención y detección precoz del cáncer de cuello de útero de Castilla y León

Recomendaciones antes de realizar esta prueba:

  • Acudirá después de haber finalizado la menstruación
  • No usar cremas vaginales ni óvulos 5 días antes
  • No haber tenido relaciones sexuales 24 horas antes
  • Lavarse la zona genital externamente, sin introducir agua en la vagina.
  • Llevar ropa fácil de poner y de quitar.

Cribado de cáncer de mama

Su objetivo es la detección temprana de los tumores de mama en mujeres con edades comprendidas entre 45-69 años, para disminuir su mortalidad y aumentar la calidad de vida de las mujeres afectadas.

A todas las mujeres comprendidas entre estas edades, les llegará una carta a su domicilio para empezar su incursión en el programa, se pondrán en contacto con su Centro de Salud para darles una cita para realizar una mamografía.

Una vez realizada, y con el resultado se podrán seguir distintas conductas:

Imagen obtenida de la publicación del programa para la detección precoz del cáncer de mama de SACYL

Los resultados se comunicarán a la mujer por carta, indicándole la próxima fecha de realización de mamografía. Así mismo, los resultados también llegan a los médicos de Atención Primaria de cada paciente, para que revisen el resultado.

Cribado de cáncer colorrectal

Esta prueba esta indicada para todas las personas sanas entre 50 y 69 años. Se les convocará a través de una carta para que se dirija a su centro de salud a recoger el kit para la muestra.

Una vez hayamos completado la Guía Asistencial de MEDORA, se le explicará cómo realizar correctamente la recogida de la muestra. No es necesario realizar una dieta especial antes de recoger la prueba y se puede recoger hasta 72 horas antes de entregarla, dejando el recipiente dentro de la nevera y dentro de la bolsa verde protectora.

Si el resultado es negativo se seguirá dentro del programa y habrá que realizar otra vez la prueba dentro de dos años.

Si el resultado es positivo, se realizará una prueba colorrectal más completa llamada colonoscopia, para la cual habrá que hacer una preparación especial.

Cribado de cáncer de próstata

El cribado poblacional del cáncer de próstata sigue siendo uno de los temas más controvertidos para las sociedades científicas, ya que el cribado masivo puede llevar a un sobrediagnostico y sobretratamiento.

Se recomienda un cribado oportunista y siempre debemos de informar al paciente de los perjuicios y beneficios de la determinación sistemática del PSA. Este cribado de realizada de forma individualizada basándonos en las características personales de cada paciente y del IPSS (International Prostate Symptoms Score), es un cuestionario autoadministrado para saber la intensidad de los síntomas urinarios y su calidad de vida.

Extraído del Blog LIVE MED iberia

Bibliografía:

Programa de Detección precoz del cáncer de cuello de útero. SACYL

Guía Clínica SACYL. Detección precoz de cáncer de mama

Ministerio de Sanidad. Cribado poblacional

Ministerio de Sanidad. Programa de cribados cáncer

Asociación Española contra el Cáncer

Actualidad

¿Hidratos de carbono en la dieta? ¿Es importante el índice glucémico (IG) de los alimentos?

Uno de los pilares fundamentales en nuestra vida diaria para mantenernos saludables y prevenir o retrasar la aparición de enfermedades crónicas es la alimentación. Teniendo en cuenta esto, una de nuestras funciones como sanitarios es realizar una adecuada educación para la salud en relación con los hábitos dietéticos.

Los alimentos están compuestos de macronutrientes (hidratos de carbono, proteínas y lípidos) y micronutrientes (vitaminas y minerales), siendo ambos indispensables para la vida. Nos vamos a centrar en los hidratos de carbono y su pertinencia dietética.

Los hidratos de carbono (HC) son los principales responsables de aportarnos la energía necesaria para nuestra vida. Los podemos dividir en dos tipos:

  • Simples: en frutas, leche, caña de remolacha, raíces de verduras, etc. (glucosa, fructosa, galactosa…).
  • Complejos: no son dulces y su absorción es lenta. Se subdividen a su vez en:
    • Utilizables como energía: almidón (origen vegetal: en cereales, tubérculos…) y glucógeno (origen animal: en hígado y músculos de animales).
    • No utilizables como energía: fibras alimentarias, celulosa, pectinas (mejora epitelio intestinal).
Imagen obtenida de freepik

Por otro lado, a la hora de incorporar en la dieta los hidratos de carbono debemos tener en cuenta su Índice glucémico (IG).

El IG es la velocidad con la cual un alimento es capaz de elevar los niveles de azúcar en sangre. Los macronutrientes que se encargan de elevar el IG son los HC.

No todos los HC actúan de la misma manera en nuestro organismo. Unos son capaces de elevar la glucemia rápidamente, mientras que otros lo hacen de forma más sostenida, sin picos, ayudando a mantener los niveles de glucemia adecuadamente durante más tiempo.

Estas diferencias quedan reflejadas en la numeración que se le da a cada alimento en comparación con la glucosa pura.

La escala del IG oscila entre 0 y 100, siendo el valor más alto 100 que corresponde a la glucosa. Se dividen en alimentos de alto, medio y bajo IG. Algunos ejemplos dependiendo de su IG son los siguientes:

¿Cómo nos podemos beneficiar en la dieta del IG?

  • Elegir preferiblemente los alimentos bajos en IG.
  • En el caso de los alimentos con IG alto, mezclarlos con alimentos de bajo IG para balancear el efecto en los niveles de glucosa.
  • Escoger alimentos de IG bajo no es suficiente para mantener la glucosa en los niveles adecuados, la porción y la cantidad de carbohidratos también es muy importante.
  • Mejor alimentos poco maduros como las frutas. A menor madurez, menor IG.
  • Evitar los alimentos muy procesados (mayor IG) tipo jugos de frutas, precocinados, purés de patatas instantáneos, arroz precocido, etc.
  • Los alimentos ricos en lípidos y fibra ayudan a disminuir el IG de los alimentos que lo poseen.
  • La forma de cocinar los alimentos influye de cierta forma en su IG. Ejemplo: la pasta al dente tiene menor IG que muy hecha.
  • No dejar de lado completamente los alimentos con IG alto, ya que algunos de ellos son ricos en nutrientes, siendo el mejor momento para su consumo los periodos de ayuno prolongado (por su rápida absorción) y después del ejercicio físico.
  • Tener presente el valor nutricional de los alimentos y su IG en la elección de los mismos.

Beneficios del IG en la diabetes:

La selección de alimentos bajos en IG es una herramienta complementaria muy útil junto con el conteo de carbohidratos para un control adecuado de la diabetes, además de ayudar en la pérdida de peso y reducir el riesgo de complicaciones derivadas de la propia enfermedad.

Las personas con diabetes al sufrir más variaciones a lo largo del día en sus niveles de glucosa en sangre, utilizar el IG de los alimentos y saber cuales tienen mayor o menor IG , evitará en cierta forma, los picos de glucemia en estos pacientes y ayudará a su vez a elevar rápidamente los niveles de glucemia en los casos donde se produzcan hipoglucemias.

Algunas de las recomendaciones generales donde saber el IG de los alimentos puede resultar beneficioso son las siguientes:

  • Antes de realizar actividad física, los alimentos con bajo IG son los más adecuados, ya que mantienen durante más tiempo los niveles de glucosa en sangre, evitando hipoglucemias durante la actividad física.
  • Al finalizar la actividad física, consumir alimentos con IG alto es pertinente, debido a que los niveles de glucosa en este momento se encuentran bajos y se requiere de una rápida recuperación de la misma.
  • En las situaciones donde los pacientes sufran episodios de hipoglucemias donde el cuadro se pueda revertir de forma oral, nuevamente la mejor elección es utilizar los carbohidratos con IG alto, debido a su rápida actuación y recuperación sobre los niveles de glucosa.
  • Otros momentos del día donde también la mejor elección son los carbohidratos con IG alto son los periodos largos de ayuno, como por ejemplo en el desayuno, después de haber pasado toda la noche sin comer o en cualquier otro momento donde no se pueda comer y pasen muchas horas desde la última comida ( viajes, reuniones, etc)
  • En el resto de situaciones donde no se requiera de energía en forma de glucosa inmediata, la mejor elección serían los alimentos con bajo IG, para mantener controlada la glucemia en sangre. Si por algún motivo en ese momento no se dispone de alimentos con bajo IG, una solución para que no impacte tanto este IG en los niveles de glucosa, sería mezclar los alimentos de alto o medio IG con proteínas o lípidos para que de esa manera se ralentice notablemente su absorción, haciéndola más lenta.

Fecha de última modificación: 17/07/2022

Bibliografía:

American Diabetes Association. 5. Facilitating behavior change and well-being to improve health outcomes: Standards of Medical Care in Diabetes-2020. Diabetes Care. 2020;43(Suppl 1):S48-S65. PMID: 31862748 pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/31862748/.

American Diabetes Association website. Glycemic index and diabetes. www.diabetes.org/glycemic-index-and-diabetes. Accessed October 18, 2020.

http://www.fundacióndiabetes.org

Faria Valéria Cristina de, Lima Luciana Moreira, Pereira Danielle Aparecida Gomes. GLYCEMIC INDEX OF PRE-EXERCISE MEAL IN DIABETES MELLITUS: A SYSTEMATIC REVIEW. Rev Bras Med Esporte  [Internet]. 2018  Sep [cited  2022  July  16] ;  24( 5 ): En: http://old.scielo.br/scielo.phpscript=sci_arttext&pid=S151786922018000500399&lng=en.  https://doi.org/10.1590/1517-869220182405170370.

MacLeod J, Franz MJ, Handu D, et al. Academy of Nutrition and Dietetics Nutrition practice guideline for type 1 and type 2 diabetes in adults: nutrition intervention evidence reviews and recommendations. J Acad Nutr Diet. 2017;117(10)1637-1658. PMID: 28527747 pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/28527747/.

Manuzza Marcela Alejandra, Brito Graciela, Echegaray Natalia Soledad, López Laura Beatriz. Índice glucémico y carga glucémica: su valor en el tratamiento y la prevención de las enfermedades crónicas no transmisibles. Dieta  [Internet]. 2018  Mar [citado  2022  Jul  16] ;  36( 162 ): 29-38. Disponible en: http://www.scielo.org.ar/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1852-73372018000100005&lng=es.

Actualidad, Sesiones EIR

Virus del papiloma humano

El virus del papiloma humano es la infección de transmisión sexual más común en la población. Aproximadamente el 80% de las mujeres sexualmente activas estarán en contacto con el virus del papiloma humano (VPH) en algún momento de su vida, y en mayor proporción caso de los hombres. Sin embargo, hay que reseñar que más del 80% de estas infecciones son transitorias y se resuelven por si mismas en el transcurso de los dos años posteriores a la infección.

¿Qué es el virus del papiloma humano?

Se conocen alrededor de 200 genotipos diferentes, y de ellos aproximadamente 40 se transmiten por contacto sexual, pudiendo infectar la piel y mucosas del área anal/genital, oral y el tracto respiratorio superior, tanto en hombres como en mujeres. Ambos sexos pueden ser portadores asintomáticos y transmisores.

El VPH tiene la capacidad de transformar las células en tumorales (capacidad oncogénica). De esta manera, se clasifican en:

– Genotipos de alto riesgo oncogénicos (VPH-AR): 16, 18, 31, 33, 35, 39, 45, 51, 52, 56, 58, 59 y 66. Pueden producir lesiones premalignas y cánceres:

  • Cáncer de cuello de útero: prácticamente todos los casos de cáncer de cuello de útero (99%) están relacionados con una infección genital por el VPH. El 16 y 18 son los responsables del 70% de los casos de cáncer de cuello de útero (CCU). CCU es el cuarto cáncer más común entre las mujeres en el mundo.
  • Cáncer de vulva (40% de los casos) y vagina (70%).
  • Cáncer de pene (50% de los casos). 
  • Cáncer de ano (85% de los casos).
  • Cáncer oral y faríngeo (37% de los casos).

– Genotipos de bajo riesgo oncogénicos (VPH-BR): otros como el 6 y el 11, responsables del 90% de las verrugas anogenitales o condilomas acuminados (lesiones benignas).

Infección por el virus del papiloma humano:

La infección por VPH puede darse en todas las personas sexualmente activas. El mayor riesgo se encuentra entre la población joven y se incrementa el riesgo en función del número de parejas sexuales.

La mayor parte de las veces esta infección es eliminada por el organismo en un plazo de 6 meses a 2 años, sin trascendencia posterior. Las personas que no eliminan el virus, pueden desarrollar lesiones premalignas y algunas de ellas pueden derivar en cáncer.

Pero también puede suceder que, tras la adquisición del VPH, el virus permanezca inactivo durante un tiempo prolongado y evidenciar la infección muchos años después. Además, se ha observado un aumento de infecciones en mujeres posmenopáusicas, el motivo se cree que es debido a una infección latente que se reactiva por la reducción de la inmunidad natural con la edad.

Por ello, es importante acudir a las citas de cribado de cáncer de cuello de útero de los 25 a los 64 años.

VPH y el cuello del útero

El cuello del útero o cérvix es el lugar con mayor riesgo de sufrir infecciones persistentes por VPH debido a su anatomía.  

La infección por VPH es necesaria para el desarrollo de lesiones premalignas y del CCU, pero se sabe que sólo una pequeña parte de las mujeres infectadas desarrollará lesiones premalignas y eventualmente cáncer.

Casos de infección de VPH, lesiones premalignas y cáncer de cuello de útero. Imagen extraída de la Guía para pacientes “Infección por el virus del papiloma humano” de la Asociación Española de Patología Cervical y Colposcopia, AEPCC

El VPH es causa necesaria, pero no suficiente, ya que otros factores intervienen y aumentan la probabilidad de generar neoplasia:

  • El genotipo, la carga viral, las infecciones múltiples, persistencia del virus…
  • Tabaquismo.
  • Alteraciones en el sistema inmunitario de la persona.

En primer lugar, las células del epitelio del cuello se transforman en lesiones premalignas que preceden al cáncer. Se denominan SIL (Squamous Intraepithelial Lesion) o CIN (Neoplasia cervical intraepitelial) y precisan revisión en la consulta de ginecología. Según el grado de alteración estas se clasifican en:

  • Bajo grado (LSIL/CIN1): suelen resolverse espontáneamente y desaparecer.
  • Alto grado (HSIL/CIN2-3): lesiones persistentes, con baja probabilidad de resolución espontánea y con un riesgo significativo de generar cáncer. Estas lesiones suelen retirarse mediante técnicas quirúrgicas.
Evolución de las lesiones premalignas por el VPH. Imagen extraída de la Guía para pacientes “Infección por el virus del papiloma humano” de la Asociación Española de Patología Cervical y Colposcopia, AEPCC

Anticonceptivos y VPH

El uso constante y correcto del preservativo en las relacione sexuales:

  • Disminuye el riesgo de la infección en 60-70%.
  • En personas infectadas por VPH, reduce el riesgo de progresión de las lesiones y favorece el aclaramiento del virus y la regresión de las lesiones.

El uso de anticonceptivos combinados orales (AHCO) -estrógenos y progesterona-puede estar relacionado con un pequeño aumento del riesgo de cáncer de cuello de útero. Es recomendable que las mujeres que usen estos anticonceptivos estén al día en el cribado de CCU. Los profesionales de la salud deben tener en cuenta de forma individualizada el beneficio/riesgo del uso del AHCO en mujeres diagnosticadas de infección de VPH.

Cribado y diagnóstico precoz de Cáncer de Cuello de Útero:

La vacuna y el preservativo son elementos de protección contra el VPH pero no suficientes. Es por ello que existen Programas de detección precoz de Cáncer de Cuello de Útero en todas las mujeres de los 25 a los 64 años. Se basan en la realización de citologías (que buscan lesiones premalignas o cáncer)  y/o en la detección del VPH.

En el caso de Castilla y León, ¿qué mujeres pueden participar en el Programa?

Mujeres que cumplan todas estas condiciones:

  • Edad comprendida entre 25 y 64 años (ambos incluidas).
  • Residentes en Castilla y León.
  • Que hayan tenido relaciones sexuales.
  • Que actualmente no presenten síntomas ni patología ginecológica activa.

¿Qué mujeres no deben participar en el Programa?

No deben participar en el Programa aquellas mujeres que no hayan tenido relaciones sexuales o a las que se les haya realizado una histerectomía total (no tienen útero ni cuello).

¿Dónde puede hacerse las pruebas?

En su Centro de Salud. Consulte con su matrona (o en su defecto, su enfermera).

  • Si su edad está comprendida entre 25 y 34 años, se le realizará una citología cada tres años. Se busca la presencia de lesiones precancerosas o cáncer, no el virus (esto es así puesto que mucha población de esta franja de edad presentará el virus del papiloma pero no llegará a producir lesiones).
  • Si su edad está comprendida entre 35 y 64 años, se realiza una determinación del virus del papiloma humano cada cinco años.

Vacuna contra el VPH:

La vacuna del VPH ayuda a prevenir el cáncer de Cuello de Útero. Es la intervención más eficaz y efectiva para el control de la infección y prevención de la enfermedad generada por el  VPH.

Cabe destacar que las vacunas actuales no protegen de todos los genotipos oncogénicos, por lo que es importante recomendar igualmente a todas las mujeres vacunadas la realización de los cribados de cáncer de cérvix establecidos.

Tipos de vacuna:

En la actualidad, hay 3 vacunas frente al VPH autorizadas para hombres y mujeres:

  • Bivalente (Cervarix): constituida por los genotipos 16 y 18.
  • Tetravalente (Gardasil 4): incluye los genotipos 6, 11, 16 y 18.
  • Nonavalente (Gardasil 9): incluye los mismos que la tetravalente y además los tipos 31, 33, 45, 52 y 58 -a los que se le atribuyen un 20% adicional de casos de cáncer de  cuello de útero.

En diferentes estudios, se ha demostrado que la vacuna bivalente otorga además protección cruzada frente a los tipos 31, 33 y 45 y en el caso de la tetravalente, al tipo 31. 

Vacunación en España:

En España, igual que en la mayoría de los países industrializados, esta vacuna está incorporada de forma sistemática en el calendario vacunal y se administra a las adolescentes a los 12 años (intentado así su administración antes de las relaciones sexuales) con dos dosis. En personas con inmunodepresión se recomienda usar siempre la pauta de 3 dosis, independientemente de la edad.

En menores de 15 años, la pauta de vacunación es de dos dosis. A partir de los 15 años, la pauta será de tres dosis.

Además se recomienda la vacunación frente al VPH en los siguientes grupos de riesgo:

  • Hombres y mujeres Síndrome de WHIM (Inmunodeficiencia primaria) sin límite de edad.
  • Mujeres con trasplante de órgano sólido o trasplante de progenitores hematopoyéticos, hasta los 26 años de edad.
  • Hombres y mujeres con infección por el virus de inmunodeficiencia humana (VIH), hasta los 26 años de edad.
  • Hombres que tienen sexo con hombres (HSH), hasta los 26 años de edad.
  • Hombre y mujeres en situación de prostitución, hasta los 26 años de edad.
  • Mujeres con tratamiento escisional de cérvix sin límite de edad.

La AEPCC recomienda valorar la conveniencia de inmunizar con vacuna nonavalente a las personas de alto riesgo previamente vacunadas con la tetravalente o bivalente.

Actualmente, en Castilla y León se ofrece la vacunación gratuita con Gardasil 9 para las mujeres nacidas a partir de 1994 que no se hubieran vacunado con anterioridad.

Vacuna y mujeres ya infectadas por VPH:

Las vacunas frente al VPH no han demostrado que sirvan de tratamiento para curar lesiones premalignas ya existentes o que ayuden a eliminar una infección actual. En cambio, sí han demostrado eficacia en prevenir la reactivación o reinfección del virus.

El haber pasado la infección por VPH parece dar una modesta protección frente a reinfecciones futuras por el mismo tipo de VPH pero la vacuna confiere unos títulos más altos de anticuerpos.

Además, según indica la AEPCC, “las mujeres mayores de 25 años pueden beneficiarse de la vacunación frente a VPH, independientemente de si presentan infección por algún tipo de VPH.”

Vacuna en ambos sexos

En países como Estados Unidos, Australia y Canadá la vacuna contra el VPH se administra en adolescentes de ambos sexos. En el caso de Australia, tras 10 años de administración en hombres y mujeres, “destacan la reducción en la incidencia de verrugas y en prevalencia vírica en hombres heterosexuales y encuentran descensos sustanciales en lesiones de cuello uterino de alto grado y en verrugas genitales”.

OMS: Un mundo sin cáncer de cuello de útero

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha impulsado el reto 2021-2030: Estrategia 90-70-90: Estrategia mundial para acelerar la eliminación del cáncer de cuello uterino como problema de salud pública.”

  • 90% de las niñas totalmente vacunadas antes de cumplir los 15 años con la vacuna contra el papiloma humano.
  • 70% de las mujeres examinadas antes de los 35 años y nuevamente antes de los 45 años mediante una prueba de alta precisión.
  • 90% de las mujeres con lesiones precancerosas y con cánceres invasivos tengan acceso a un tratamiento, un control y un seguimiento adecuados. 

Bibliografía:

Fecha de última modificación: 10/07/2022

Actividades Unidad Docente

Uso de las TICS para la dietoterapia

Los macronutrientes son los nutrientes que se encuentran en mayor proporción en la dieta y son los que limitan la ganancia o pérdida de peso, además es necesario recalcar que ninguno es más importante que otro.

Los macronutrientes los dividimos en hidratos de carbono, proteínas y lípidos; los primeros presentan 4 kcal por gramo, mientras que los lípidos presentan 9 kcal por gramo.

Existen diferentes dietas con “nombre” en la actualidad, la alcalina, détox, paleo, cetogénica, etc; estas dietas con “nombre” frecuentemente no son óptimas para construir un hábito que perdure durante tiempo, ya que limitan ciertos alimentos, algo muy difícil de mantener en el tiempo para la mayoría de las personas.

A la hora de crear una dieta desde cero debemos llevar acabo un camino:

  • Entrevista al paciente sobre sus hábitos de vida.
  • Investigación sobre hábitos dietéticos y preferencias de alimentos.
  • Registro de las comidas por parte del paciente durante una semana.
  • Registrar comidas del paciente en apps de conteo de macronutrientes.
  • Ajustar proteínas a necesidades del paciente.
  • Ajustar lípidos para mantener el ambiente hormonal.
  • Completar con HC hasta las kcal necesarias.
  • Ajustar la dieta del paciente según necesidades.

La dieta la comenzaremos ajustar basándonos en la tasa metabólica basal, obtenida a partir de la fórmula de Harris Benendict. Posteriormente, introduciremos en la app MyFitnesspal la dieta creada, buscando aproximar cuántas Kcal diarias ingiere y la división de macronutrientes. Debemos tener en cuenta que los macronutrientes se deben cuadrar siguiendo unas cantidades mínimas:

  • Proteínas: 1,4 g/Kg.
  • Lípidos: 0,9 g/Kg.
  • HC: completar con estos hasta llegar a las Kcal de nuestro objetivo.
Vector de metabolismo creado por pch.vector – www.freepik.es

La siguiente revisión se realizará una semana después, donde comprobaremos la variación del peso y la opinión del paciente. Teniendo en cuenta esto reajustaremos la dieta o la mantendremos. La app MyFitnesspal nos permite realizar un registro aproximado de las kcal mediante el uso de raciones o pesos exactos, siendo una herramienta muy útil tanto a nivel profesional como de usuario.

No debemos olvidar los siguientes puntos a la hora de la dietoterapia:

  • La alimentación es una amiga, respetar gustos y preferencias
  • Se busca construir un hábito, no llegar a un objetivo de peso y luego volver a los malos hábitos.
  • Lo más importante es la constancia y disfrutar el proceso.
  • No olvidar que la comida es un placer y hacer dieta no significa perderlo.

Fecha de última modificación: 02/07/2022

Actividades Unidad Docente

Cuaderno de registro para Atención Primaria en MedoraCyL

Desde la Gerencia de Atención Primaria de Salamanca y con la participación de los residentes de Enfermería Familiar y Comunitaria de la Unidad Docente de Salamanca se ha elaborado este documento con el objetivo de ser una guía para los compañeros a la hora de registrar la actividad realizada desde Atención Primaria para así, visualizar de manera correcta y estandarizada la labor de Enfermería desde el programa informático MedoraCyL.

Cuaderno de registro para enfermería de Atención Primaria en MedoraCyL

Pero, ¿por qué un cuaderno de registro?

  • Para visibilizar nuestra labor con un adecuado registro de nuestras intervenciones enfermeras
  • Para unificar y estandarizar el registro de enfermería en el área de Salamanca
  • Guía para compañeros de nueva incorporación
  • Mejorar las cifras que reflejan nuestro trabajo

Apartados del cuaderno de registro

  • Módulo de Cuidados
  • Gestión de agendas
  • Atención en prevención y promoción de la salud
  • Atención en patología aguda
  • Atención en patología crónica
  • Anexos

Esperamos que os guste y sobretodo, que os sea de ayuda.

Bibliografía

  1. Real Decreto 1093/2010, de 3 de septiembre, por el que se aprueba el conjunto mínimo de datos de los informes clínicos en el Sistema Nacional de Salud. Boletín Oficial del Estado (BOE). Disponible en: https://www.boe.es/buscar/pdf/2010/BOE-A-2010-14199-consolidado.pdf
  2. Castillo Gómez, Mª Teresa; Torre Lloveras, Pilar. Conjunto mínimo de datos de los informes clínicos: informe de cuidados de enfermería. Real Decreto 1093/2010. Ag Inf [Internet] 2011 [Consulta el 2 de enero de 2022] 15(3): 101-4. Disponible en: https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=3725563
  3. Gerencia de Atención Primaria de Burgos. Guía de recursos informáticos en Atención Primaria. 2021.
  4. NNN CONSULT. Definiciones y clasificación 2021-2023 de NANDA International. Disponible en: https://www.nnnconsult.com/

Fecha de última modificación: 14/06/2022